Tóxina Botulínica Tipo A

La toxina botulínica tipo A, es un fármaco que actúa relajando temporalmente los músculos, es una sustancia segura con muy pocas contraindicaciones, se utiliza, para lograr, que aquellas arrugas rebeldes, desaparezcan de la cara. Esto, por medio de su inyección en ciertos músculos faciales, que son los culpables que las arrugas aparezcan.

 

En el fondo, la toxina botulínica, paraliza el músculo en cuestión, logrando que la piel se vuelva a estirar.

El efecto de la inyección, dura alrededor de 5 a 6 meses. Posteriormente, se podrá colocar una nueva dosis.

Volver a Cirugía Cosmética